Responsable por los datos: Carlos Seller | Finalidad: Gestión y moderación de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento expreso | Destinatarios: Los datos que facilitas estarán hospedados en los servidores de la empresa Banahosting | Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. | Ve la información detallada sobre protección de datos en nuestra política de privacidad.
El aumento del volumen de la barriga, sumado a que la piel se vuelve más reseca durante el embarazo, hace que hacia la segunda mitad del embarazo, y especialmente en el tercer trimestre que la tripa aumenta su tamaño rápidamente, aparezcan las indeseables estrías. Indeseables para muchas mujeres, para otras, son marcas naturales de lucen como un galardón.
Hablando sobre las estrías y cómo deshacerse de ellas, algunas mujeres ofrecen recetas bastante interesantes y útiles. Por ejemplo, una mezcla de azúcar, sal y aceite, que se debe aplicar a las manchas problemáticas de la piel mientras se ducha. Después de eso, debes usar cualquier crema humectante. Como resultado, obtendrá algo similar a la exfoliación. Las uvas rojas también se usan para eliminar las estrías: aplique el jugo de uva en las áreas afectadas de la piel.
La doctora Irene Cruz de Bobadilla, especialista en tratamientos corporales del Instituto Javier de Benito y su colega Pilar Julián, son unánimes en su veredicto: para tratarlas con éxito hay que aprovechar su incipiencia, que sean rojas de reciente aparición, que pueden llegar a difuminarse hasta en un 90%; cuando ya son antiguas, blancas o nacaradas, mejoran hasta en un 60/70% pero no se eliminan.
- También se debe cuidar la dieta, dando preferencia a los alimentos que ayuden a preservar la juventud y elasticidad de la piel. Hay que empezar por los alimentos ricos en sustancias antioxidantes, como las vitaminas C y E, que se encuentran en las frutas, las verduras, las legumbres y los aceites vegetales. A favor de la vitamina C, que refuerza las células y, en consecuencia, también el fibroblasto, disponemos de los resultados de un reciente estudio turco que concluyó que las futuras mamás que tenían niveles más elevados de vitamina C en la sangre estaban menos expuestas a la formación de estrías.
Los cambios rápidos de peso ─tanto el aumento y la pérdida de peso como el incremento del volumen corporal durante el embarazo─ provocan la aparición de estrías. De hecho, entre el 50 % y el 90 % de las mujeres embarazadas desarrollan estrías. Así, los cambios hormonales propios de la pubertad (crecimiento de los senos), el embarazo y la menopausia conducen a la aparición de estrías porque la mujer suele aumentar de peso en esos momentos. Los factores hereditarios también influyen en la aparición de estrías, de modo que si la madre y la abuela han tenido estrías es muy probable que sus hijas también las tengan.
×